En que Creemos

  • Que las escrituras son la Palabra de Dios: ciertas, inmutables, incuestionables, perfectas. 2 Timoteo 3:16,17

  • Que Dios es tres personas en una: El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo; que siempre han existido y crearon todo el universo. 1 Juan 5:7

  • Que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza pero su desobediencia lo separó de Él, dejando a toda la humanidad bajo el dominio del pecado. Génesis 1:27

  • Que Jesucristo tomó nuestro lugar y murió por nosotros, comprando con su sangre el perdón para todo aquel que crea en Él. Juan 3:16

  • Que la salvación es un regalo de Dios, que no puede ser ganada por obras u otros medios, solo se puede recibir a través de la fe en Jesucristo.

  • Que el arrepentimiento auténtico produce verdadera aceptación de parte de Dios nuestro creador a través del sacrificio de Jesucristo. Romanos 10:6-10

  • Que cuando tomamos la decisión de creer y seguir a Cristo, recibimos un nuevo espíritu y somos una nueva creación. 2 Corintios 5:17

  • Que el creyente puede y debe vivir una vida agradable a Dios, creciendo en fe, poder, oración, amor y servicio. 2 Corintios 7:1

  • Que los creyentes debemos ser bautizados en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Así también debemos participar con gozo de la Santa Cena conmemorando la victoria de Jesucristo en la cruz. 1 Corintios 11:24-26

  • Que el creyente es lleno del Espíritu Santo para llenarlo de poder espiritual para servicio. Hechos 1:5

  • Que es la voluntad de Dios que los creyentes caminemos por el Espíritu una vida de paciencia, amor, verdad, sinceridad y oración. Gálatas 5:16,25

  • Que de acuerdo a la voluntad de Dios y a la necesidad del creyente, el Espíritu Santo confiere dones a los creyentes; y produce fruto espiritual de amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza. Gálatas 5:22,23

  • Que la moderación, la vida equilibrada del creyente debe ser obvia para todos; que el creyente nunca debe ir a los extremos del fanatismo, debe ser siempre gentil, humilde, misericordioso y bueno, siempre actuando como Cristo lo haría. Colosenses 3:12

  • Que la sanidad divina es el poder de Jesucristo para sanar al enfermo como respuesta a una oración de fe. Marcos 16:17

  • Que la segunda venida de Cristo es personal e inminente. Mateo 24:36

  • Que es el deber del creyente el congregarse con otros para fortalecerse y juntos adorar y alabar al Señor. Hebreos 10:24

  • Que el gobierno civil ha sido establecido por Dios para el interés y bienestar de la gente; que sus leyes deben ser obedecidas excepto cuando sean contrarias a la voluntad de Dios. Hechos 4:18-20

  • Que los muertos, tanto buenos como malos, comparecerán ante la presencia de Dios. Los redimidos recibirán la vida eterna y los no creyentes recibirán castigo eterno. Apocalipsis 20:11

  • Que el cielo es un lugar real donde habita Dios, y es la morada eterna de los creyentes. Juan 14:2

  • Que el infierno también es un lugar real, para el eterno tormento y separación de Dios de aquellos que no creyeron en Cristo. Mateo 13:41

  • Que el "negocio" principal de la iglesia en la tierra es ganar almas para Cristo. Santiago 5:20

  • Que los diezmos y ofrendas son ordenados por Dios para el sostenimiento de su ministerio y para que se desaten las bendiciones para el dador alegre. Malaquias 3:10